¿Han servido los cepos en Envigado?

Van 150 multados con cepos en Envigado

¿Han servido los cepos en Envigado?

Con la medida, que ya cumple 6 meses, han sido multados más de 220 infractores. Hablamos con Sara Cuervo, secretaria de Movilidad.

Estacionados sobre señales de tránsito que lo prohíben o en esquinas, casi que en toda la curva. Así, tal cual lo muestran solo el par de ejemplos de las fotos, han sido pillados en Envigado algunos vehículos porque sus conductores, al parecer, todavía desconocen las normas de parqueo, al igual que las medidas que las refuerzan y de las que puede resultar imposible escapar.

Una de ellas es la implementación de cepos, que apenas empezó en los últimos días en Medellín, pero que en los 6 meses que lleva funcionando en Envigado ya superó los 220 casos con infracciones.

Y a pesar de esto, se trata de una medida que “ha generado más conciencia y cultura ciudadana”, según manifestó la secretaria de Movilidad, Sara Cristina Cuervo, a quien consultamos para presentar un balance del primer semestre y que califica este mecanismo de control como “satisfactorio y muy positivo para el municipio”.

Lea también: “Se veía venir el choque en Benedictinos”

Las razones
De manera contraria a la funcionaria, Luis Marín, vecino del sector de Guanteros, cuestionó que “cuál cultura. De pronto así sería si hubiera menos carros mal parqueados, pero yo sigo viendo lo mismo. No sé qué tan eficientes pueden ser esos aparatos —refiriéndose a los cepos—. Es más, yo no he visto el primero todavía”.

De acuerdo con Cuervo, la Secretaría cuenta con 30 de estos dispositivos y seguirán siendo suficientes, no haría falta traer más, puesto que “más que ser sancionatorios y restrictivos, buscamos que los ciudadanos se concienticen, y esto ya se ha logrado en ciertas zonas de la ciudad en las que no se debe parquear. Esto ha permitido, por ejemplo, una mejor movilidad en la calle 38 sur y en la carrera 41, así como en los pasos del transporte público”.

Según la jefe del despacho de movilidad, dentro de los puntos más críticos por el mal estacionamiento se encuentran la carrera 41 entre las calles 35 sur y 36 sur. Las calles 37 sur y 38 sur, el barrio Obrero y la Institución Universitaria de Envigado (IUE), aunque en esta última “ya ha cambiado un poco; se ha venido trabajando con el personal y los estudiantes. Y, en general, estamos en un proceso contractual para avanzar en la ejecución de un convenio de cultura ciudadana y se ejecutaría en abril”.

Le sugerimos: ¿En qué van las obras viales en Envigado?

Entre las posibles razones por las que los cepos han ido ajustando el cinturón, mencionó el hecho de que a las personas “les da pena que se los instalen; eso se vuelve una romería y se avergüenzan, lo que se puede apreciar como una sanción social“. Por otro lado, el asunto del tiempo “también es incómodo, porque muchas veces parquean mal por hacer una diligencia rápida y terminan demorándose el triple, pues mientras llaman al guarda de tránsito y este va y hace el comparendo, todo tarda más. El proceso se lleva cerca de 20 minutos entre la llamada y el comparendo” (recordemos que este es de unos 390.000 pesos).

Vergüenza o no entre los conductores, Juan Sebastián Mora ha notado un leve cambio. Vive en Barrio Mesa y ha visto por su zona “menos carros parqueados, yo no he sido testigo de un caso con cepos, pero mi papá sí y algunos amigos que me han contado. Lo que yo sí noto es como más movimiento, más control”.

Y eso que Juan lo dijo sin conocer la falta de personal pedagógico en el Tránsito del municipio. Según Sara Cuervo, “están solo los agentes y, por tantas obras, están casi todos en puntos fijos, se ha reducido la capacidad. Esta medida —los cepos— tomó mucha fuerza entre septiembre y diciembre. De haber seguido con igual intensidad con los guardas pedagógicos, los resultados serían otros, porque todavía hay gente inconsciente e irresponsable que parquea mal”.

Siga leyendo: El proyecto que le cambiará la cara a Las Vegas

La funcionaria explicó que actualmente, y por turno, hay 22 agentes de tránsito (para las zonas urbana y rural) y son 3 turnos al día: “Se están haciendo esfuerzos grandes; solo en las obras de metroplús, en la 43A, hay 7 agentes parados, más los de La Abadía, los de La Salle los de puntos fijos y los que atienden choques. Aun así están por todas partes, ruedan, se ven en la vía pública todo el tiempo”.

Para mayo se espera la llegada de personal pedagógico (que se ha encargado, en su mayoría de la instalación de cepos), pero esto no quiere decir que los dispositivos dejen de funcionar. Los 30 siguen activos, listos para seguir bloqueando la mala costumbre de no saber parquear.

Por Luisa Fernanda Angel
luisaan@gente.com.co