En un 42 % avanzan las obras en el complejo deportivo de Belén

En un 42 % avanzan las obras en el complejo deportivo de Belén

En un 42 % avanzan las obras en el complejo deportivo de Belén

En Belén ejecutan el plan piloto de Distrito D, un proyecto que buscar reformar y construir nuevos espacios para conectar la ciudad mediante sus escenarios deportivos.

Desde finales de agosto el orden en la Unidad Deportiva Andrés Escobar se ha visto alterado por cuenta de las obras de Distrito D, que contemplan las reconstrucciones de la pista de atletismo y del gimnasio al aire libre y la edificación de senderos peatonales y ciclorrutas.

El acceso a los diferentes escenarios ha sido problemático por cuenta de los cerramientos que obligan a que los visitantes ingresen por la parte externa de la unidad. “No hay señalización de los ingresos, entonces la gente se pierde. En estos días vi que unos viejitos alzaron la malla de protección porque no sabían por dónde pasar”, dijo Sandra Milena Ramírez, visitante frecuente de la Unidad Deportiva.

A la fecha, la ejecución avanza en un 42 %. De acuerdo con Daniel Palacios Mejía, director del Instituto de Deportes y Recreación de Medellín (Índer), a mediados de diciembre estas dificultades serán resueltas con la entrega de las adecuaciones. “Estamos haciendo todo lo posible para terminar en este plazo, teniendo en cuenta que en toda obra hay cosas externas que lo pueden aplazar”.

Contexto de la noticia: ¿Por qué está cerrada la pista María Luisa Calle?

La molestia general de quienes frecuentan este lugar se debe a la falta de señalización, al cierre completo de los caminos que conectan los escenarios y a la poca iluminación. “Desde que empezaron a construir ha habido 4 robos dentro de la unidad, 3 de ellos en la Liga de Tiro con Arco. Los comerciantes nos hemos visto muy afectados porque ya la gente no está viniendo; es que mire esto cómo está. También es un perjuicio para los usuarios porque por la parte de atrás no hay tiendas, ni dónde parquear. Además a los profesores les toca cargar las tulas llenas de balones y dar toda la vuelta”, dijo una comerciante de la Unidad Deportiva, que prefirió no decir su nombre.

Relacionado con lo anterior, el director del Índer, Daniel Palacios, pidió excusas por “las molestias que les hayamos podido causar, pero quiero recalcar que estas situaciones se están dando en el marco de unas obra para que la gente tenga mejores espacios, una mejor pista atlética y un mejor gimnasio. Yo sé que es difícil, pero pedimos un poco de paciencia por esta apuesta ganadora”.

En este complejo deportivo también están interviniendo la cancha sintética número 5, en un contrato diferente al de Distrito D.

Le sugerimos: En honor a ellos, en Belén se hace deporte

El Distrito D avanza
La reconstrucción de la pista de atletismo y también del gimnasio urbano son 2 de los 5 frentes de trabajo de Distrito D, el proyecto de la Alcaldía de Medellín, en asocio con el Centro de Estudios Urbanos y Ambientales de Eafit (Urbam), que fue creado con el propósito de conectar a la ciudad por medio de sus escenarios deportivos.

La primera etapa se compone de 5 obras, las 2 ya mencionadas en la Unidad Deportiva Andrés Escobar y la construcción de 3 escenarios para la práctica de agility, parkour y bike trial, tendencias deportivas que están en crecimiento y tendrán espacio alrededor del Coliseo Carlos Mauro Hoyos, en el extremo norte del Aeroparque Juan Pablo II. Según el director del Índer, la inversión para el desarrollo en la parte inicial de Distrito D fue de 3668 millones de pesos.

Este proyecto busca crear un sendero que una al Coliseo Carlos Mauro Hoyos, a la Unidad Deportiva María Luisa Calle, la pista de BMX Mariana Pajón y la Unidad Deportiva Andrés Escobar. “Nos pusimos a ver el mapa de Medellín y nos dimos cuenta de que nuestros grandes escenarios recreo-deportivos están en una especie de línea recta que nos lleva por toda la ciudad. Dijimos que es bueno que la gente se interrelacione en clave de los escenarios; en estos se crean unos entornos protectores, y creemos que esas dinámicas deben ser potencializadas, y Distrito D es el piloto de ese gran sueño que arrancó en Belén”, añadió Daniel Palacios.

Otro de los objetivos de Distrito D es fomentar la movilidad sostenible, por esta razón están construyendo ciclorrutas y senderos peatonales.

Se espera que las obras las ejecuten dentro del plazo establecido, para que los ciudadanos puedan acceder con facilidad a estos espacios que fomentan los hábitos saludables y la integración comunitaria.

Siga leyendo: Activarán el muro de la U.D. Belén después de una década de abandono

Por Sarita Noreña
saritan@gente.com.co