Vecinos se quejan por aumento de habitantes de calle en Belén

Vecinos se quejan por aumento de habitantes de calle en Belén

Vecinos se quejan por aumento de habitantes de calle en Belén

Los ciudadanos piden mayor atención de las autoridades para disminuir la presencia de esta población vulnerable en Belén.

En la canalización de la calle 30, en el tramo que comprende las estaciones Fátima y Nutibara del Metroplús, se ha incrementado la presencia de habitantes de calle. Así lo afirmó Carlos Gómez, quien habita el sector desde hace más de treinta años: “Ellos se amañan porque en Belén todo el mundo les da comida, la mayoría son muy buena gente, el problema es que inicialmente había uno o dos y en este momento te garantizo que en uno de los puentes puedes encontrar 15 o 20, sobre todo en las horas de la noche”.

De acuerdo con el vecino, estas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, presentan comportamientos que afectan la convivencia, entre ellos el consumo de sustancias psicoactivas, la dispersión de residuos y la ocupación del espacio público. Asegura que ha sido testigo de algunos hurtos y agresiones en contra de los transeúntes.

“Si nos dejamos coger ventaja se nos llena esto. Hemos interpuesto más de una vez la queja en la Inspección de Policía y hemos llamado a la Policía y no nos paran bolas. No han hecho nada”, expresó Carlos Gómez.

Lea también: Habitantes de calle en Medellín, entre la inseguridad y el estigma

Una situación similar se presenta desde hace aproximadamente seis meses en el barrio San Bernardo, en la calle 27A, entre las carreras 75 y 76. En la zona verde que bordea la canalización se asentaron varias personas y ubicaron carpas, muebles, sillas y colchones.

De acuerdo con una habitante de este barrio, que por motivos de seguridad pidió que reserváramos su nombre, en este sector la problemática surgió cuando un habitante del callejón de la calle 27A decidió vivir en el espacio público y atrajo a los habitantes de calle.

Por solicitud de ella y otros ciudadanos, en agosto de este año, la Policía Nacional visitó el lugar y según manifestó por escrito, impuso dos comparendos por consumo de drogas. En la inspección, los agentes dialogaron con el ciudadano en mención y evidenciaron que posiblemente presentaba “problemas mentales”, por lo que debía ser atendido por sus familiares.

Le sugerimos: El Poblado pide control a habitantes de calle

“El lugar está absolutamente invadido por indigentes que consumen drogas de día y de noche, lo cual ha generado temor entre los vecinos, (…) tenemos que soportar los escándalos, la acumulación de basuras, los cambuches y todo tipo de situaciones, pues además hacen sus necesidades fisiológicas y hasta tienen relaciones sexuales entre ellos”.

Al respecto, el Mayor Giovanny Parra, comandante de la Estación de Policía de Belén explicó que para atender la presencia de habitantes de calle en la comuna 16 “hemos hecho operativos con la Subsecretaría de Espacio Público y con la Secretaría de Inclusión Social. Semanalmente hacemos dos controles, entre las 5:00 y las 10:00 de la mañana y a veces, desde las 10:00 de la noche hasta la 1:00 de la mañana. Pero es algo muy rotativo”.

Resocialización y atención básica
De acuerdo con María Paulina Domínguez, Subsecretaria de Grupos Poblacionales de la Secretaría de Inclusión Social, “todos los días hacemos unos recorridos, con unos grupos de educadores, que inician en la periferia de la ciudad, puntualizando en las comunas donde hay mayor demanda, entre ellas la 11, la 16 y la 10, para recoger a los habitantes que están en zonas donde no pueden estar y los trasladamos al Centro Día, para ofrecerles atención, alimentación, alojamiento y servicios de autocuidado”.

Adicionalmente, ofrecen un modelo de resocialización en las granjas Somos Gente, en donde, en un plazo de 6 meses a un año, trabajan en la atención psicosocial y en la formulación de los proyectos de vida.

Siga leyendo: Habitantes de calle inquietan a Envigado

Por Sarita Noreña
gente@gente.com.co