Atrio de San Lucas estará cerrado por dos meses

Atrio de San Lucas estará cerrado por dos meses

Atrio de San Lucas estará cerrado por dos meses

La tradicional parroquia de El Poblado (Medellín) lleva años luchando con una humedad que deteriora la cripta. El atrio será intervenido en enero del próximo año.

La parroquia de San Lucas, una de las más apetecidas para celebrar bodas en la ciudad, dejará de oficiar matrimonios por lo menos durante 2 meses.

Esto como consecuencia de una obra civil que se llevará a cabo en enero del 2019 en el atrio de la parroquia, con la cual se pretende solucionar una humedad que amenaza la cripta.

Así lo dijo el padre Luis Gabriel Botero Isaza, quien añadió que desde hace más de 5 años la parroquia viene luchando con una humedad que amenaza la cripta que yace bajo la edificación y donde se encuentran 826 osarios.

Lea también: Piden controles a los buses en San Lucas

De acuerdo con el padre Botero, cuando él llegó, hace cerca de 6 años, empezaron a aparecer unas filtraciones en el techo de la cripta que deterioraron los acabados en drywall que había hecho instalar el párroco anterior.

Tras un contacto con el responsable de las obras, este le dijo al padre Botero que en la instalación de unas lámparas en el atrio pudo haber perforado el manto impermeabilizante. “La impermeabilización se había perdido y a partir de ahí el problema se fue poniendo más grave”.

Botero aseveró que unos vecinos le sugirieron quitar una jardinera, ya que ahí se podría estar originando la humedad que afectaba el sótano de la iglesia. La parroquia ordenó remover este objeto, dejando en su lugar una terraza, pero la humedad seguía ahí.

Le sugerimos: Conozca el horario de las misas en El Poblado

“Traje unas personas para que miraran el problema y me dijeron que el inconveniente estaba entre la jardinera y la iglesia. Destapamos, volvimos a impermeabilizar, y tampoco; así 3 veces hemos levantado parcialmente el piso y 3 veces hemos impermeabilizado por sectores”, dijo el párroco que afirmó sentirse frustrado.

Ante la persistencia del problema, un ingeniero especializado en el manejo de humedades y quien ha trabajado en la construcción de centros comerciales en la ciudad, le recomendó levantar todo el piso y poner el manto impermeabilizante nuevo.

Dicha obra implicaría cerrar el atrio, por lo que el padre Botero se puso en contacto con quienes ya programaron sus bodas en la iglesia para trasladarlas a otras parroquias, pero ellos rechazaron la solicitud. Así, la parroquia no tuvo otra opción que reservar enero y febrero del próximo año para hacer estos trabajos que ya le han costado más de 20 millones de pesos.

Según las cuentas de la parroquia de San Lucas, cazar esta humedad podría implicarle un gasto cuatro veces mayor a lo que ya ha tenido que desembolsar.

Siga leyendo: En enero de 2019 sería demolido el edificio Mónaco

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co