Así quedó la renovada Casa de la Cultura de Envigado

Así quedó la renovada Casa de la Cultura de Envigado

Así quedó la renovada Casa de la Cultura de Envigado

El momento llegaría en octubre, pero lo bueno muchas veces se hace esperar. El 3 de noviembre en la noche, se abrieron de nuevo, de manera oficial, las puertas de la que fue morada de Miguel Uribe Restrepo. ¡Volvemos a tener Casa de la Cultura de Envigado!

Poco más de 2 años (iniciando la primera etapa el 15 de octubre de 2015) duraron las intervenciones de recuperación y ya, al final, un equipo conformado por 25 expertos, que trabajaban de 10 a 12 horas diarias, se encargó de los últimos detalles, incluyendo el paisajismo y la adecuación de jardines, algunos con orquídeas.

Gente los vio de cerca, así como cada cuidadoso detalle del inmueble, y la verdad es que quedó increíble, primó el buen gusto. Allá estaba el director del Centro de Historia de Envigado, Édgar Restrepo, quien reconoció lo valioso de haber reinaugurado este “emblema de la arquitectura colonial; pocos se ven en este lado del valle del sur. La casa es un referente de la historia de Envigado; tuvo trapiches de molienda de caña, conducción de acequias de la quebrada La Ayurá; toda una hacienda de producción de época”.

Contó el historiador que el Centro de Historia, desde los años 60, empezó a presionar para que el lugar fuera declarado monumento nacional, pero no se pudo. Así que se cambió la estrategia y se logró que la administración de la época comprara la casa (estaba amenazada con ser derrumbada para construir, así como pasó con todo lo de su alrededor). Hoy, aparte de esto, es patrimonio cultural de la ciudad.

Desde el comienzo —al lograr la adquisición, recuperación y conservación— hubo 2 objetivos: que fuera casa cultural y que fuera sede del Centro de Historia, y se han cumplido. “Acá estuvimos por un buen tiempo, en una de sus salas”, recordó Restrepo.

Lea también: La historia de Envigado que desenterró el metroplús

De hecho, la conexión podría volver con la reapertura, puesto que la idea es que por el circuito de la cultura (que atraviesa este sitio y que a futuro lo unirá en un pasaje peatonal con Casablanca, Otraparte y otros referentes como la biblioteca Débora Arango) se habilite el ingreso, abriendo uno de los muros, al centro histórico. Tal como lo propuso el arquitecto a cargo de la restauración.

Le sugerimos: Así se hacen los alumbrados de Envigado

Permanentemente la Secretaría de Educación y Cultura programará actividades en la casa. Como abrebocas, antes incluso de la presentación oficial, ya hubo lectura de poesía y muestras artísticas.

Por Luisa Fernanda Angel
luisaan@gente.com.co