Para eliminar el dengue, aguante las picaduras

¿Por qué liberaron mosquitos transmisores del dengue en El Poblado?

Para eliminar el dengue, aguante las picaduras

Desde diciembre, en nuestra comuna están siendo liberadas colonias de mosquitos infectados con una bacteria para combatir el dengue.

Así fue la liberación en El Poblado.

Si en los últimos días usted ha notado que en el barrio hay mayor presencia de mosquitos y sufre un par de picaduras en el cuerpo, probablemente se deba al World Mosquito Program, un proyecto científico adelantado por la Universidad de Antioquia y patrocinado por la Fundación Bill y Melinda Gates, Welcome Trust y la Agencia Americana de Cooperación, que pretende reducir sustancialmente la transmisión de virus como dengue, zika y chikunguña, que se contagian por el mosquito Aedes aegypti.

La metodología consiste en capturar mosquitos de este tipo en nuestros barrios, para lo que se ubican trampas en algunas casas y lugares públicos, y en un laboratorio aparearlos con otros mosquitos que están infectados con la bacteria wolbachia, que impide el contagio a humanos del dengue y otros virus.

La bacteria se transmite por la copulación, y los nuevos mosquitos, que también nacen infectados, son liberados en los barrios para que reproduzcan con otros que continúen en el ambiente. De ahí que su picadura sea molesta, pero no transmita enfermedades. Se liberan 100 mosquitos por cada 100 metros cuadrados, 1 vez a la semana durante mínimo 6 semanas.

Lea también: ¿Por qué va a liberar mosquitos transmisores del dengue en El Poblado?

Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales (Pecet), de la Universidad de Antioquia, explicó que esta medida surgió como alternativa ante la delicada situación que vivió Medellín en 2016: “Acabamos de pasar una epidemia que ha sido la más grande en toda la historia de Medellín, con 18.000 casos diagnosticados y un subregistro muy grande (…). Cuando hablamos de 18.000 casos diagnosticados es porque hubo 3 o 4 veces más”.

De acuerdo con el investigador, no hay otras maneras efectivas de prevenir la transmisión del dengue, porque en zonas como Laureles y El Poblado los Aedes aegypti han desarrollado resistencia a los insecticidas. “La población de mosquitos no solamente no ha disminuido con los insecticidas, sino que está aumentando y ganando en altura. Por el calentamiento global, el mosquito va ascendiendo y llegando a lugares que anteriormente eran más fríos”, señaló y explicó que es por esto que la Organización Mundial de la Salud ha observado “de manera esperanzadora” los experimentos con la bacteria wolbachia.

Así, el pasado 11 de diciembre se llevó a cabo un acto simbólico en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, donde se sensibilizó a la comunidad sobre los beneficios del proyecto y se hizo la primera liberación de 200 mosquitos. Allí estaba Maryori Betancur Sepúlveda, gestora territorial del World Mosquito Program para Laureles, quien señaló que “la idea es que la gente esté enterada antes de que el programa llegue a hacer las liberaciones, que sepan que los mosquitos igual pican, pero no pueden transmitir ninguna enfermedad y que haremos presencia en la comuna durante al menos 12 semanas”.

Siga leyendo: La Sociedad Protectora de Animales cumple 100 años

La vecina Isabel Silva, integrante del Club de Vida San Pedro y San Pablo, acudió a la cita y consideró que “esta campaña es importantísima porque nos educa sobre este experimento que nos va a servir mucho”.

Y es que lo que el académico Iván Darío Vélez más destaca es la protección a largo plazo para la comunidad: “Este método, según los estudios que han hecho científicos estadounidenses e ingleses, es efectivo y nos limpia la ciudad de la transmisión de virus por lo menos durante 70 años”.

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co