¿Quién responde por estos árboles secos en la avenida Bolivariana?

¿Quién responde por estos árboles secos en la avenida Bolivariana?

¿Quién responde por estos árboles secos en la avenida Bolivariana?

El tiempo seco no ha sido favorable para una serie de árboles sembrados en cercanías a la avenida Bolivariana (Medellín). Vecinos proponen adoptarlos.

Las hojas secas alertaron a Luis Alfonso Carvajal. El habitante de Conquistadores no quería que sus nuevos vecinos, 9 árboles plantados hace cerca de 3 meses por la Administración municipal, murieran. Sin embargo, el tiempo seco de principio de año no los estaba ayudando.

Al notar que nadie hacía mantenimiento a los árboles, Luis Alfonso tomó su regadera y se propuso echarles agua por lo menos una vez al día.

“Empezó la temporada del verano, entonces los arbolitos se estaban secando. Yo he estado regándolos por iniciativa propia para evitar que se mueran, pero sí ve uno que entonces un contrato de siembra de árboles, en un tiempo de verano, debería complementarse sí o no con el mantenimiento mientras ellos van creciendo”, manifestó el vecino.

Para él, “un árbol no crece solo, es como un niño que hay que acompañar, que hay que cuidar”. Por eso propone que “el Gobierno dé oficialmente en adopción los a los habitantes del barrio, los árboles que siembra. Eso sería promover la cultura ciudadana de que todos somos responsables del cuidado de las zonas verdes”.

Lea también: Ciclistas repararon hueco en la ciclorruta de la 65

Gente intentó rastrear durante 2 semanas la entidad responsable de la siembra, para preguntarle por su mantenimiento. La primera en dar respuesta fue el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, autoridad ambiental que aclaró no haber sembrado los árboles, pero que indicó que cualquier ciudadano puede adoptar un árbol si lo desea, o incluso plantarlo.

“No es necesario que la persona haga un trámite, pero sí invitamos a la ciudadanía a asesorarse con nosotros sobre las especies que quiere plantar o las adecuadas para el sector en el que vive, porque no solo se trata de plantar un árbol, es hacerle un adecuado mantenimiento para que crezca bien y preste todos sus servicios ambientales”, indicó la autoridad.

Por su parte, luego de argüir un rastreo interno, la Secretaría de Infraestructura de Medellín indicó finalmente que la siembra fue hecha por la administración de Parques del Río Medellín, en compensación ambiental por la obra.

Andrés Uribe, subsecretario de Construcción y Mantenimiento, dijo al respecto que “para el mantenimiento de todas las zonas verdes tenemos un equipo de jardineros expertos que de manera permanente realiza podas y limpiezas. Ellos están distribuidos por cuadrillas en cada comuna de la ciudad”.

Le sugerimos: Acopio no autorizado de taxis causa molestia en Laureles

Además, de manera especial, en temporadas secas como la que hemos tenido durante el último mes en Medellín, los jardineros expertos hacen riegos programados para mantener las zonas verdes vivas y en buen estado”, aseguró Uribe.

Sobre el arbolado de la ciudad, el subsecretario señaló que “entre 2016 y 2018, en Medellín fueron sembrados 9294 árboles en diferentes espacios de ciudad. Cuando hablamos de esta cantidad, nos referimos a todas aquellas siembras que están por fuera del proyecto Corredores Verdes, lo que hace que el trabajo en materia ambiental sea más intenso”.

Agregó Uribe que “de igual manera, para 2019, también aparte de los corredores verdes, tenemos una meta de sembrar 4000 árboles. Cabe anotar que con el proyecto Corredores Verdes, 18 en vías y 12 en quebradas, Medellín recibe cerca de 20.000 nuevas especias arbóreas y estas acciones no solo embellecen el paisaje, también ayudan al medio ambiente y favorecen la conectividad ecológica al servicio de la fauna”.

Finalmente sobre el aspecto seco de los árboles, el ingeniero forestal León Morales explicó que los trasplantes o las siembras de árboles que ya tienen cierto avance en su desarrollo generan estrés a la planta y “es como hacer una cirugía a corazón abierto, es así de delicado y así de riesgoso que el organismo vivo muera”.

Sin embargo, aunque los traumatismos visibles en las plantas, como desprendimiento de la corteza y hojas secas “muestran una adaptación difícil y lenta a sus nuevas condiciones”, de por sí no implican que los árboles estén muertos, especialmente cuando se evidencian algunos rebrotes.

Siga leyendo: Intercambios de San Juan y Colombia con la 80 estarían listos en 2020

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co