En Medellín ofrecen un Airbnb para perros

En Medellín ofrecen un Airbnb para mascotas

En Medellín ofrecen un Airbnb para perros

Durante estas vacaciones váyase tranquilo, Dog Houser es un portal que ofrece hospedajes familiares para mascotas en Medellín. Conozca cómo nació.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Dog Houser (@dog.houser) el


Cuando Lizbeth Luna regresó antes de tiempo por Soleil, nadie en la guardería tenía idea de dónde estaba la cachorra. Después de 30 minutos de búsqueda, los cuidadores se percataron de que habían olvidado entrarla al corral. “La encontraron en el jardín, mojada y llena de lodo, porque estaba lloviendo superduro. Ahí fue cuando me di cuenta de que mi mascota, entre 50 perros, no era prioridad para ellos”.

Aunque esta limeña de 35 años, que en ese entonces vivía en Medellín, sabía que no todos los sitios eran iguales, decidió investigar diferentes opciones de hospedaje que le ofrecieran a su peluda el trato familiar que ella le daba en casa. Durante ese proceso no solo descubrió que a mucha gente le había sucedido lo mismo, sino que también existían personas que cuidaban con cariño las mascotas ajenas.

Por eso con ayuda de su esposo y su socio, Felipe Ojeda, creó Dog Houser, una startup para que los tenedores escojan la mejor alternativa dentro de una red de familias de confianza que pueden ayudarles con esta tarea.

Lea además: Estas mascotas buscan amor y compañía

De acuerdo con Liz, una buena forma de explicar cómo funciona Dog Houser es mirando lo que hace Airbnb, una plataforma que conecta a personas que tienen espacio en su casa con aquellos que están buscando alojamiento, “pues los dueños se meten a la página web y escogen la casa que más les convenga según sus necesidades.

Nuestra promesa es que los anfitriones, o houser, los atenderán como si fueran sus propias mascotas. Se trata de verdaderos amantes de las mascotas que lo hacen sobre todo porque disfrutan de la compañía de los perros. Ellos andan libres y tienen acceso a toda la vivienda e inclusive podrán subir a las camas, si el dueño lo autoriza”.

De igual forma, la emprendedora asegura que la mayoría de cuidadores pertenecen a sectores de la comunidad que no están integrados a la vida económica, como amas de casa, adultos mayores, jubilados, universitarios e incluso personas en situación de discapacidad, quienes se encargan de monitorear y dar soporte durante todo el servicio.

Le sugerimos: En Envigado hay una panadería para mascotas

Cuando alguien quiere trabajar en la aplicación, el equipo de Dog Houser hace una debida selección: “Lo primordial es que la persona permanezca la mayor parte del tiempo en casa, que sea amante de los animales y que tenga experiencia con caninos“. Además quien sea seleccionado recibirá capacitaciones para fortalecer las habilidades de primeros auxilios y comportamiento animal.

El valor agregado, aparte de garantizar que los perros quedan por unos días en manos de una familia amorosa, es que la plataforma cuenta con un seguro de emergencias, por lo que el animal tendrá a su disposición un profesional veterinario las 24 horas del día durante el hospedaje.

Liz dice que entiende a la perfección el valor que tienen para algunas personas sus “perrihijos”, como ella los llama, por eso “la misión de Dog Houser no termina solo en hospedajes personalizados. Lo que queremos es que la sociedad reconozca las mascotas como un miembro más de la familia“.

Siga leyendo:Tómese una pola con su perro

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co