Alsacia CDO no tiene plata para repotenciar Asensi y Continental

Alsacia CDO no tiene plata para repotenciar Asensi y Continental

Alsacia CDO no tiene plata para repotenciar Asensi y Continental

Un avalúo rechazado por las autoridades tasó en cerca de 18.000 millones de pesos los bienes, el único patrimonio de la firma en liquidación.

Edificio Asensi.

Alsacia CDO, empresa responsable de la construcción de Continental Towers y Asensi, está en una encrucijada que pone en riesgo la reparación a las familias que allí compraron su apartamento.

En diciembre del 2017 la Superintendencia de Sociedades rechazó el avalúo inicial de las propiedades de Alsacia CDO, cercano a los 18.000 millones de pesos que fue presentado por Alfonso Yacamán, delegado para el avalúo.

Ese mismo despacho ordenó hacer un nuevo avalúo a cargo de La Lonja, sobre el cual pende el futuro de todo el proceso. De acuerdo con Sandra Rivas Ossa, liquidadora de Alsacia, “desde finales de marzo se le entregó toda la información para hacer el nuevo avalúo”. Este procedimiento es fundamental para determinar el patrimonio con el que cuenta la empresa en liquidación. Con este tendrá que responder a los acreedores, entre los que se encuentran las familias compradoras que desde octubre del 2013 fueron evacuadas de sus propiedades y que, en la actualidad, exigen ante los estrados la devolución de sus dineros.

Lea también: Implosión, la mejor opción para Bernavento: alcalde

Créditos y deudas sin pagar
En sendos fallos proferidos en el mes de enero del 2016, la Superintendencia de Sociedades ordenó la devolución de más de 13.000 millones de pesos a un grupo de propietarios de Continental Towers y 684 millones a 6 propietarios de Asensi.

Pese a que han pasado más de 2 años de la decisión de la Sic, y de que distintos jueces y magistrados han dejado en firme las sanciones impuestas a la empresa —que incluyen una multimillonaria multa a las cabezas de la constructora— las familias afectadas siguen sin ver un solo peso de lo que pagaron por sus apartamentos siniestrados y evacuados.

De acuerdo con Rivas Ossa, este grupo de afectados fue beneficiado con una orden de la Supersociedades de calificar sus acreencias en primer lugar. “Los créditos, es decir, las deudas de la empresa, quedaron calificadas según la audiencia del 22 de diciembre, pero no quedó en firme lo que tiene que ver con el avalúo, con lo que la sociedad tiene que proceder a pagar las acreencias”. En esta medida, en palabras de Rivas, “la etapa actual está en suspenso hasta tanto no se presente nuevamente el avalúo”.

Le sugerimos: Estas fueron las condenas para constructores y calculista del Space

Ni para repotenciar
Mientras que los afectados solicitaban la devolución íntegra de sus dineros, el Grupo CDO les ofreció una alternativa: que le permitieran el reforzamiento de las edificaciones para que, al cabo de sus trabajos, retornaran a los apartamentos.

Estas posiciones llegaron a sus puntos más altos de tensión, cuando CDO solicitó, en contra de la voluntad de los evacuados, las licencias de construcción para proceder con el reforzamiento. Meses después de esos choques, Alsacia CDO en liquidación declaró no tener fondos con los cuales llevar a cabo la reparación que durante años estuvo proponiendo.

Así lo sostuvo la abogada Rivas Ossa: “Efectivamente la sociedad Alsacia, de la cual yo soy la liquidadora, no tiene los recursos para la repotenciación. Los recursos que tiene Alsacia son los mismos apartamentos sobre los cuales tiene una orden de evacuación y de los que la empresa no había procedido a vender (…). Esos son los bienes que se están valorando”.

Vea también: ¿Metrocable en El Poblado?

La delegada por la Supersociedades fue más allá y dijo que, fuera de contar con los recursos, la empresa debe contar con una liquidez y una autorización para seguir ejerciendo su objeto social, lo cual está prohibido por estar en el proceso de liquidación.

Una vez se tenga el avalúo final, la liquidadora tendrá 2 meses para vender los bienes de la empresa. Dicho plazo, que podría ser ampliado con autorización de la Supersociedades, todavía no ha empezado a correr, toda vez que no hay una cifra por la cual salir a ofertar a la empresa.

En caso de que dicho plazo se venza, podría darse una circunstancia aún más compleja para las víctimas: “Si no se vende, la ley me da un plazo para presentar el plan de adjudicación; es decir, los bienes se adjudican de acuerdo con la prelación prevista por la Superintendencia de Sociedades”.

En esta medida, podría presentarse un escenario en el que los afectados de ambos proyectos habitacionales podrían recibir, como devolución de su dinero, los mismos apartamentos.

Siga leyendo: Se abre el camino para la demolición del Mónaco

Por Álex Esteban Martínez
alexm@gente.com.co