Lo que debe saber del ajuste al Plan de Ordenamiento de Envigado

¿Qué tanto sabes de Envigado?

Lo que debe saber del ajuste al Plan de Ordenamiento de Envigado

En la última semana de noviembre fue radicado ante las autoridades ambientales el proyecto de acuerdo que pretende ajustar el Plan de Ordenamiento Territorial de Envigado,

Luis Eduardo Taborda Ramírez, coordinador de la modificación del Pot, explicó que la propuesta partió del Plan de Desarrollo de la actual alcaldía y está basada en un trabajo previo con las unidades ejecutoras (secretarías de Medio Ambiente, Movilidad, Desarrollo Económico y el Departamento Administrativo de Planeación), desde el cual identificaron la necesidad de adelantar estudios técnicos.

“Veíamos que el actual Pot (Acuerdo 010 de 2011) tiene unos objetivos y estrategias coherentes, que son el deber ser, pero que en el desarrollo del mismo, las otras normas no eran coherentes para su cumplimiento”, indicó el funcionario.

Dinamizar el centro
Uno de los estudios que soportan la propuesta es el “Plan especial de la zona centro”, que pretende activar las dinámicas de este sector a partir del patrimonio cultural que tiene el municipio.

De acuerdo con Taborda, esta línea busca “generar mayor apropiación y disfrute por parte de los habitantes y de los posibles turistas” y se implementaría por medio de 4 grandes proyectos.

Lea también: Talarían menos árboles en la Distribuidora en Envigado

El primero es la ruta de la cultura, que comenzaría en la Casa Museo Otraparte, recorrería los sitios patrimoniales y terminaría en la iglesia del barrio San José. Esta iniciativa, además de rutas camineras y ciclorrutas, incluiría acciones para que la comunidad se apropie de ella.

El segundo es el bulevar de las calles, que estaría ubicado en los barrios La Magnolia, Obrero y Bucarest, y busca generar identidad; el tercero es un corredor ambiental en la quebrada La Mina, que iría desde la Secretaría del Medio Ambiente, pasando por la antigua terminal de buses (que se convertirá en ecoparque) y terminaría en el parquecito infantil de la 43A.

El cuarto proyecto es en La Ayurá y, de acuerdo con Luis Eduardo Taborda, está asociado con un parque lineal, orientado a “que la ciudadanía le dé la cara a la quebrada, que es un patrimonio natural muy potente y podría ser mejor utilizado por los ciudadanos, habilitando ciertas condiciones para disfrutar de esas áreas verdes”.

Bajar la densidad en la ladera
El coordinador explicó que la modificación del Pot parte del modelo de ocupación territorial que tiene hoy el municipio, que es compacto en la zona urbana (es decir, busca que se reduzcan las distancias para que un habitante en su entorno inmediato pueda satisfacer sus necesidades) y disperso en la zona rural, y no se puede modificar “porque el alcance de las revisiones no lo permite”.

Lea además: Grupo de vecinos quiere que no construyan más en la loma de Las Brujas

Pero lo que pasa en Envigado es algo distinto. Hoy en día las mayores ocupaciones se están dando en las lomas, por eso, de acuerdo con Taborda, uno de los principales cambios que se proponen es bajar la densidad y la altura en estas zonas y “orientar los desarrollos hacia las zonas del río y la llanura, es decir, Las Vegas, la 43A y los barrios tradicionales de Envigado”.

Actualmente puede haber hasta 180 viviendas por hectárea y alturas hasta de 16 pisos en las lomas del municipio. A partir de un estudio elaborado con el Centro de Estudios Urbanos y Ambientales (Urbam) de Eafit, se planteó la modificación a ese límite que, según Taborda, sería de 70 viviendas por hectárea y hasta 8 pisos.

Este cambio, según el funcionario, ayudaría también a proteger la estructura ecológica principal, identificada en otro de los estudios técnicos con el Instituto Alexánder von Humboldt.

Por otro lado, en la zona de Las Vegas y algunos polígonos asociados con la 43A, la densidad pasaría de un máximo de 300 viviendas por hectárea, a 350, y serían las únicas áreas en las que la altura podría ser de hasta de 30 pisos. Taborda enfatizó en que en estas zonas los proyectos parten de un básico de 150 viviendas por hectárea y es con integración inmobiliaria y venta de derechos urbanísticos que podrían llegar al tope máximo.

No se pierda: Talas en el cerro tutelar de Envigado causaron malestar

Esto implicaría, conforme dice el funcionario, que se evite el desarrollo predio a predio y que varios desarrolladores se unan para generar “mejores condiciones de espacio público, vías redes camineras, ciclorrutas, y enriquecimiento paisajístico y ambiental”.

Otra de las modificaciones planteadas es el aumento de los retiros de quebrada, que ahora son de 10 metros hasta los cerramientos de las urbanizaciones, y pasarían a 20 metros en la zona urbana y 30 en la zona rural, esto “con el fin de que esas áreas también sean articuladas al espacio público y que podamos tener corredores ecológicos que permitan el disfrute de la comunidad y también el flujo de la fauna silvestre.

Además, se estipula elevar la meta en el índice de espacio público a 7,78 metros por habitante, para lo cual proponen integrar las 164 hectáreas del cerro tutelar al suelo urbano.

Siga leyendo: Lo que ha pasado hasta ahora en el caso del alcalde de Envigado

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co

Continúa Leyendo