A las mascotas también les trae el Niño Dios

A las mascotas también les trae el Niño Dios

A las mascotas también les trae el Niño Dios

En esta época de solidaridad, las fundaciones de animales son una buena opción para donar cuido, medicinas o dinero. Entérese.

Cuando los granos de concentrado caen a los comederos del programa Por un Nuevo Paraíso Animal, los ladridos y los ronroneos no se hacen esperar. Diario se sirven más de 95 kilos a los 38 gatos positivos a leucemia y los 170 perros que hay en el albergue. La mayoría son adultos, criollos y negros, es decir, tienen características de difícil adopción, sin contar que en el último mes han abandonado en la puerta cerca de 40 cachorros. Es por eso que esta Navidad, más que en cualquier época, necesitan que a los peludos también les traiga el Niño Dios.

El día que Mabel Gutiérrez, una de las encargadas de este proyecto, se fue para Villatina con la Policía a hacer el rescate de una pitbull, terminó en un basurero auxiliando a Mona y sus 6 cachorros. Como no tenía dónde tenerlos le tocó independizarse de su familia y, a paso lento, comenzó lo que hoy describe como su razón de vida.

“Hace más de 5 años ayudé un perrito que bauticé Suerte. De ahí en adelante seguí con mi labor de rescatista, hasta que me topé con Ágatha (la pitbull) y Mona. En ese proceso creé la Fundación Happy Animals, que lleva un año legalmente constituida, y conocí a Carmenza Londoño, directora de Corazón Animal. Hace 3 años ambas organizaciones decidimos fusionarnos e iniciar el proyecto Por un Nuevo Paraíso Animal, para hacer un lugar donde tener a los animales mientras consiguen un hogar”.

Lea también: Así oye la pólvora un perro

El albergue, que acoge perros y gatos del área metropolitana en situación de abandono, para luego darlos en adopción, es sin ánimo de lucro y está ubicado en el corregimiento de San Félix, pero próximamente se mudará para San Roque, en el nordeste antioqueño, a un lote propio que aún está en construcción y para el cual solicitan recursos económicos.

Pero conseguir el dinero de los materiales para terminar los corrales y las gateras no es su única preocupación, pues durante todo el año necesitan sostener a los peludos, razón por la que —además de recibir cuido, desparasitantes y vacunas— tienen programas especiales de dotación. Se trata de un deducible automático por $10.000 mensuales y del plan padrino, que son más o menos $ 90.000 cada mes, del que hasta ahora solo 4 perros, de los 170, tienen la fortuna de gozar. Desgraciadamente la mayoría de los gastos los cubren las personas vinculadas con esta causa. “Necesitamos más personas solidarias para continuar este sueño”, concluye Mabel.

Hay muchas maneras de colaborar
Quién no anhela pasar las fiestas decembrinas en el calor de un hogar, rodeado de sonrisas, caricias y amigos. Quién, si no ha contado la suerte de tener una familia, no desea que por primera vez alguien lo acoja para pasar una feliz Navidad.

Ese es el caso de los animales de Orca (Organización por el Respeto y el Cuidado de los Animales). Pues, según su directora, Marcela Díaz, lo que se busca con el Hogar de Paso Navideño es “ayudarles a ellos en un tema tan álgido como es la pólvora, porque en diciembre muchos animalitos sufren alteraciones fisiológicas por los ruidos tan altos. Entonces aprovechamos para que, como mucha gente está en vacaciones, puedan pasar unas fiestas tranquilas, se adapten a las personas nuevamente (ya que casi todos han sufrido maltrato humano) y, porqué no, que esa familia se enamore y se quede con ellos en casa definitivamente”.

Siga leyendo: Fauna silvestre necesita más protección

Marcela también destaca que la fundación atraviesa una crisis económica grande, porque este año se presentaron muchos casos de maltrato, pocas ayudas y menos adopciones. Motivo por el cual, en este final de 2017, requieren asistencia económica para bajar la deuda con la veterinaria. Dentro de sus programas de ayuda están las donaciones empresariales, los planes de donación para particulares, el plan padrino y la compra de productos de la tienda, que está promocionando el calendario 2018.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co