La parroquia Madre del Verbo Divino celebra sus 50 años

La parroquia Madre del Verbo Divino celebra sus 50 años

La parroquia Madre del Verbo Divino celebra sus 50 años

Hace 50 años se creó la parroquia Madre del Verbo Divino, en San Joaquín (Medellín). Su comunidad prepara una sentida celebración del aniversario.

Muy poco esfuerzo tuvo que hacer Mario Muñoz para recordar los primeros días de la parroquia Madre del Verbo Divino, en San Joaquín, muy cerca de la casa en que ha vivido toda su vida. Y es que según reconoce, “de esa época tengo los mejores recuerdos, de un barrio muy unido”.

La historia se remonta al año 1965, cuando los habitantes del barrio Arrabal asistían a misa en otras parroquias de la ciudad, incluso, al otro lado del río Medellín. En aquella época, la comunidad Misioneros del Verbo Divino, que administraba la parroquia del mismo nombre en el barrio Conquistadores, empezaron a celebrar la eucaristía en el sector conocido como El Talego, cerca a la avenida San Juan, en plena calle.

Hoy permanece en el lugar una imagen de María Auxiliadora y una placa conmemorativa en la que se lee: “En honor al lugar donde comenzó la parroquia Madre del Verbo Divino en 1965”.

Pero los vecinos se empeñaron en su deseo de tener un lugar mejor para asistir a misa y celebrar los sacramentos. “Los misioneros del Verbo Divino fueron los que iniciaron convocando a los vecinos para una integración que luego daría comienzo a una enramada donde se reunían a compartir“, narró el padre Julio César Martínez, actual párroco.

Al notar ese entusiasmo, Dora María Castaño y su hijo Luis Alfonso Madrid, habitantes del sector, decidieron donar a la comunidad un terreno para construir la parroquia. “Los vecinos se empezaron a mover y vendían empanadas, hacían serenatas, organizaban reinados, todo con tal de recoger recursos para la construcción del templo”, recordó Mario Muñoz.

Lea también: Horario de misas en Laureles

Fue así como bajo la orientación del arquitecto León Calle Tobón se erigió la infraestructura y la Arquidiócesis de Medellín decretó la creación de la vicaría parroquial Madre del Verbo Divino, en San Joaquín, dependiente de la parroquia El Verbo Divino, en Conquistadores, el 21 de septiembre de 1967. Esa es la fecha que la comunidad celebra como fundación de la parroquia.

¿Pero por qué si el aniversario número 50 se cumplió en 2017, la celebración apenas se hará este año? El padre Julio César Martínez asegura que la parroquia “estaba en proceso de renovación y aunque el año pasado no se celebró el aniversario, la gente no olvida la fecha y durante todo el año me preguntaban cuándo íbamos a celebrar. Además, yo estaba muy nuevo aquí y no conocía bien a la comunidad”.

Y es que la parroquia emprendió la construcción de varios salones pastorales y el mantenimiento de su infraestructura. Las obras se entregarán a la comunidad el próximo 21 de noviembre como regalo de cumpleaños.

“En la comunidad reconocemos el trabajo que ha hecho el padre Julio César. Lleva muy poco tiempo en la parroquia y aún así, ha logrado darle vida a los grupos pastorales y ha rescatado el calor humano que tenemos los habitantes del barrio. Ahora, entre todos vamos a sacar adelante esta celebración”, expresó la vecina Paola Vélez.

Homenaje a los pioneros
El elemento central de la celebración del aniversario de la parroquia Madre del Verbo Divino será un homenaje de reconocimiento a los misioneros que la fundaron.

Le sugerimos: Hasta muebles botan en esta esquina de San Joaquín

“Ellos estuvieron presentes entre 1967 y 1981, año en que la administración de la parroquia se le entregó directamente a la Arquidiócesis de Medellín. Y aunque los misioneros se fueron a otras labores en otros lugares del país, quieren el barrio, le tienen cariño a la parroquia y han vuelto a visitarla con frecuencia”, expresó el padre Julio César Martínez.

De los párrocos que han pasado por el barrio, varios de ellos ya han fallecido, como Gonzalo Restrepo Villegas (1982-1985) y Álvaro Molina Mesa (1986-1987), quien había sido rector de Filosofía del Seminario Mayor de Medellín y posteriormente sería rector del colegio de la UPB. Por eso, el homenaje también será póstumo.

Pero en el centro de la celebración también estará la virgen María: “En los años 90 empezó en la parroquia la devoción por María Auxiliadora y tuvo mucho impulso. No podríamos decir que en las mismas dimensiones que en el santuario de Sabaneta, pero las personas empezaron a venir masivamente a las eucaristías de los martes. Ese fervor todavía se conserva“, señaló Mario Muñoz.

Por su parte, el párroco añadió que “con toda seguridad los feligreses han sentido durante estos 50 años la protección, intercesión y auxilio de la santísima virgen María”, por lo que a partir de este año se institucionalizará en septiembre la fiesta patronal de la parroquia”.

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co